Archivo mensual: Mayo 2010

{Isabel y su boda a cielo abierto}

novios+manos

Hoy cerramos la semana en {… y algo azul} con la boda de Isabel, seguidora de mis blogs -¡¡gracias!!-, clienta de mi bazar ¡¡más gracias todavía!! , gijonesa de pro y blogger casi recién estrenada. Ah, y mujer con un gusto excelente, como veréis enseguida. De nuevo una palpable demostración que no hay que irse muy lejos para descubrir bodas llenas de encanto, originales y únicas, pensadas a medida de los novios y personalizadas al máximo. Y esta encima viene con el plus de haberse celebrado una tarde-noche de otoño en los jardines de uno de los palacios con más encanto de Asturias. Claro, así sí que sí. Una boda absolutamente deliciosa.


De nuevo voy a dejar que sea la novia, Isabel, quien os lo cuente en primera persona:
“Fue una boda, sobre todo muy natural, muy poco protocolaria. Lo que queríamos era que todo el mundo se sintiera relajado y sobre todo nosotros, que no queríamos nada forzado. Por eso hicimos una boda de tarde, tipo cocktail, con unos 80 invitados…”


Empezamos con el vestido, una maravillosa creación de la diseñadora asturiana, con atelier en la calle Santa Doradía de Gijón, Susana de Dios*. “Mi vestido era color “nude”, no me acuerdo del nombre de la tela…/… la compré en oviedo, me enamoré de ella según la ví…/…el vestido era de Susana de Dios, los pendientes eran de mi abuela y las sandalias de Pura López”.


Aquí veis con detalle los jardines y parte del edificio principal del Palacio de Meres. También cuentan con capilla propia, por si alguien se anima… Isabel nos sigue contando: “la boda fue de tarde, el día 2 de octubre, lo cual nos vino genial porque los días ya son más cortos y uno de los puntos fuertes de la decoración era la iluminación con velas, que aunque no se percibe muy bien en las fotos la había… Se fue haciendo de noche durante la cena y había velas en las mesas, en el patio, por todo el interior del palacio, en las ventanas… imagínate!!! eso sí, menos mal que acompañó el tiempo y la temperatura**, porque sino hubiera sido otra cosa…”


Algunos detalles más que nos cuenta Isabel: “textos escritos por algunos amigos y familiares…/… un par de chicas con un violín y un cello…/… las damas fue una sorpresa que me dieron mi hermana y una de mis mejores amigas. El cojín para las alianzas me lo hizo mi hermana, también de sorpresa, y quedó genial.”. La artesana gijonesa Asun Aguilera*** firma las alianzas.


Todo listo para la ceremonia civil a cielo abierto…


Más cosas: “También fue sorpresa una super tarta de gominolas que nos regalaron mis padres, para poder hacer como que partíamos la tarta. Pero lo mejor de todo fue un chico que contratamos que hacía cocktails. fue el éxito de la fiesta.!!!!!”. Qué idea más genial ¿no os parece?. Ah, por cierto, aunque en las fotos no se ve, el novio iba sin corbata en su lugar llevaba un pañuelo. Como véis, por aquí también hay novios “poco convencionales” de vez en cuando…;)


Y aquí los dejamos bailando como locos. Mil gracias a Isabel por dejarnos colaros en su boda y compartir todos los detalles. Si quereis saber algo más de ella, aquí os dejo un link a su blog, para que podáis saludarla personalmente…

* Descubrí por casualidad el taller-tienda de esta genial diseñadora paseando un día por la calle. No sabía quién era, nunca había oído hablar de ella, pero lo que ví en su minúsculo escaparate -el espacio justo donde colocar un maniquí, vestido con un modelo hilvanado, un libro abierto por la página de una foto de un jovencísimo Yves Saint Laurent con una anotación a mano de la propia Susana- me cautivó desde el primer instante. Si tenéis pensado casaros en breve y os apetece llevar un modelo único y personalizado a vuestro gusto, me parece que es una opción muy a tener en cuenta. Arriba del todo en la lista, vamos…

 

** El Palacio de Meres hace trampa con el clima. Seguro. Yo estuve una vez en una boda a principios de noviembre y el termómetro superó los 30ºC. Os lo prometo…
*** Asun Aguilera es, en mi opinión, una de las mejores artesanas en joyería que hay en Asturias (plata y esmaltes sobre todo). Si venís por Gijón, no dejéis de pasaros por su tienda en la Calle Numa Gilhou, a dos pasos de la Plaza del Carmen.

{Los vestidos de novia de Vera Wang}

vestidos+de+novia+de+vera+wang

Conocía los diseños de la neoyorkina Vera Wang, pero más bien asociados a esos fabulosos vestidos de fiesta que lucen en alfombras rojas, verdes y azules, rutilantes estrellas del cine y de la música. Así que tengo que reconocer mi sorpresa al descubrir que fue precisamente su boda -y la frustración de no encontrar el estilo que buscaba- lo que la animó a crear su propia marca, después de una exitosa y fulgurante carrera en Vogue y Ralph Laurent. Y, si no he entendido mal, la firma empezó diseñando exclusivamente vestidos de novia, para dar el salto a otro tipo de prendas, accesorios textiles y ¡hasta invitaciones de boda y vajillas!!

La verdad es que me ha llamado la atención es que incluya vestidos de tonos pistacho, marrón o incluso negro (no sé, no sé, yo el negro no acabo de verlo, aunque seguro que es una cuestión de hacerse…) y me han gustado especialmente los detalles en lazadas y guantes negros. Eso sí, caigo rendida a los pies de ese vestido con falda de múltiples capas de gasa que os dejo aquí debajo. Impresionante.

{Una boda en Los Angeles llena de toques vintage}

novia+con+vestido+jenny+hackman+y+tocado+jaula+novia+vintage+2

Empezamos con una novia realmente espectacular en su vestido Jenny Packman, sus labios en rojo y el tocado de inconfundible aire retro. Una boda muy Hollywood años 30 ó 40…

Un vestido con un gran escote frontal y espalda prácticamente al aire. Un vestido muy sexy no apto para cualquier novia…

Me encantan los pendientes y las pulseras y por supuesto la sencillez de ese tocado con redecilla.

 


La ceremonia se celebró al aire libre, en un espacio decorado en tonos neutros y madera oscura, muy elegante y sofisticado, y donde también tuvo lugar el banquete. Un lugar pensado como show-room para vehículos y que fue mandado construir allá por 1924 por un corredor de carreras italiano.

 

De verdad, me parece que está guapísima…

 

Aquí van algunas fotos de la decoración del restaurante. Y con ellas una idea que me ha gustado mucho: la bolsita con galletas hechas por la madre de la novia para regalar a los invitados. También me gusta mucho la mesa corrida para dar un ambiente más festivo y menos formal al banquete. Y las flores también son preciosas.

 

¿Y os habéis fijado en el cuadro de la pared? Pues sí, es un retrato de los novios. Una forma sencilla y muy efectiva de personalizar un ambiente…

 

Aquí os dejo lo que más me ha llamado la atención de esta boda, una idea que no había visto antes y que me ha maravillado: una pequeño rincón donde se exponen los vestidos llevados por las mujeres de ambas familias (madres de los novios y una abuela ¿quizá la mujer de la foto?) en unos maniquíes y acompañadas de las fotos originales. Un homenaje y un disfrute para la vista de quienes, como yo, adoramos lo vintage.

 


¿Qué os ha parecido?¿Algo que os haya gustado especialmente?
{Fotos: Claire Barrett}

cosas bonitas para tu casa en nuestra tienda online