beatriz+y+fran+puerto+lumbreras+julio+2009
Novios: Beatriz y Fran
Lugar: Puerto Lumbreras. Murcia. España
Fecha: 4 de julio de 2009

Beatriz y Fran se casaron en Puerto Lumbreras (Murcia), de donde es originaria la novia, al atardecer de un caluroso día de julio y en lo alto de una colina desde la que se divisaba todo el pueblo. Una maravillosa boda civil a pleno aire libre con alguna que otra sorpresa y detalles sencillos y geniales: abanicos para las invitadas, arroz en grandes cuencos para los más olvidadizos, velas y flores y más flores y más velas…

Me encanta el vestido de Raimón Bundó que llevaba Beatriz: esos amplios tirantes de gasa, el talle bien marcado, los botones forrados en la espalda, esa pequeña cola… pero lo que de verdad me entusiasma es cómo luce el tocado. De acuerdo que ella ya de por sí es muy guapa, pero ese tipo de accesorios hay que saber llevarlos, hay que tener estilo para que “no te lleven ellos a tí” y sigas siendo tú te pongas lo que te pongas. Y ella lo hace de maravilla ¿no os parece?. Y por supuesto, ADORO esos guantes, el abanico, el moño bajo a un lado… Que conste que no conozco personalmente a Beatriz, pero me puedo imaginar el estilazo que se gasta con sólo ver estas fotos. Bueno, perdón, estoy haciendo un poco de trampa… Beatriz tiene este blog

Y bueno, lo que me resulta genial es que lo “usado” fueran unos zapatos que mandó a teñir a juego con el vestido. Nada de dolor de pies el día de tu boda. Una chica lista además de estilosa ;).

El momento para mí es la sorpresa que la madre de la novia les tenía reservada. Mejor que os lo cuente ella: ” Una cosa curiosa fue que los anillos los trajo un águila real (simbolizaba que venían del cielo… mi padre falleció hace unos años), y el águila se posó en mi mano!! Esto fué una sorpresa que nos hizo mi madre y, la verdad, alucinamos!!”.

¿No os parece que realmente es un lugar fabuloso para celebrar una boda? La pena es que Murcia cae un poco lejos de Asturias…

Espero que lo que habéis visto hasta ahora os haya dejado con ganas de más. Mañana, la segunda y última parte: la fiesta. ¿Nos leemos?