No me digáis que la foto superior no es maravillosa: el ramo con frutos, el vestido de encaje, la diadema-corona de flores… ¡pura magia!. ¿Y qué me decís de lo guapas que se ven a las niñas con ese tipo de diademas?
{Foto: Meg Perotti via Ruffled}