vogue italia

Porque, salvo por los zapatos abiertos, no me digáis que no es ideal para una boda de invierno…

{Foto: Vogue Italia via The Cinderella Project}