novia+vestido+covadonga+plaza+cova+palacio+de+rubianes
Hoy llega una boda con sabor 100% asturiano que se va directa a la categoría de mis favoritas por muchas razones, porque está celebrada en mi tierra, porque si volviera a casarme haría algo así y porque se ve a toda la gente, invitados incluidos, reir en un 99% de las fotos. El 1% restante son lágrimas… de felicidad. La boda de Cova y Pablo. Allá vamos.

Cova eligió un vestido muy femenino y favorecedor, al que yo le veo un punto años 20, con un pronunciado escote en V en la espalda y detalles en plateado. En el pelo un gran broche a juego. Pero nadie mejor que ella para contárnoslo: “Mi vestido de Covadonga Plaza con mucha caída de muselina de seda, con la espalda al aire talle bajo y un bordado impresionante, creo que con hilo de plata. Los zapatos, unos ya usados de Uterqüe…/… no encontré otros que me fuesen mejor…./… rápidamente los cambié por unas alpargatas altas de Castañer”
Como joyas, sortija, pendientes y pulsera de brillantes. La propia Cova se maquilló con la ayuda de la peluquera que recogió su rizada y larga melena en un moño bajo que le quedaba genial y que iba perfecto para colocar el broche. Del ramo, Cova nos cuenta “El ramo con una peonía grande, dos rosas y no me acuerdo del nombre del relleno, pero creo que también lo llaman la reina de los prados.”
Y Cova nos cuenta más cosas de su boda “Organizamos la boda en tres meses… /…  queríamos hacer una boda-fiestón. Elegimos el Palacio de Rubianes, en Piloña. Un palacio con una torre medieval en un entorno rural precioso con vistas a los Picos de Europa. El hotel era nuestro: toda la familia en el hotel y los amigos en un montón de casas rurales por la zona”

 

Y sobre la ceremonia nos cuenta: “parecía que iba a ser una ceremonia solemne, pero fue super divertida y emotiva con un discurso de mi hermano y un amigo. La ceremonia iba ser fuera con un hórreo de fondo y mirando a los Picos de Europa, pero se puso a llover y tuvimos que hacerla en una capilla que tiene el palacio y que no está consagrada. Entré con la música de El Padrino tocada con un violín y en la ceremonia sonaron canciones de película ya que somos super cinéfilos. La vida es bella y Cinema paradiso, entre otras.” No hay más que ver las fotos para comprobar la alegría que se respiraba en esa capilla en ese momento. Imposible no sonreir al ver estas fotos de arriba…

“El aperitivo que iba a ser también fuera, pero tuvo que ser dentro, el salón muy bonito, al final el tiempo mejoró y pudimos salir afuera.”
Y sobre el banquete Cova nos cuenta: “La comida fue en una carpa abierta con vistas y decorada con con peonias, rosas y mucho verde a cargo de Flores Pando de Lugo Llanera.” En cada mesa, arreglos florales distintos (con todo tipo de flores!) y fue Cova quien se encargó de hacer los carteles de cada mesa con acuarela y rafia. Las mesas llevaban el nombre de verbenas y romerías asturianas. ¿Le puede gustar a alguien más la fiesta ;)?

Y como broche, el baile: “El vals fue muy emotivo, ya que mis amigos nos tocaron y cantaron de sorpresa “This waltz” de Leonard Cohen. Otra sorpresa, tres amigos que me hicieron un homenaje (me encanta disfrazarme) y apareciero de chistera y pajarita como de rafia. Impresionantes.”


Bueno, en realidad el broche son algunas fotos donde se ve lo “aburrido” que debió ser el día ;)

 

 Espero que hayáis disfrutado tanto viendo las fotos de la boda de Cova y Pablo como yo preparando este post. Fue difícil seleccionar las fotos (la gente iba guapísima y el entorno es sencillamente espectacular). Mi tierra… ;). ¡Y que vivan los novios!

{Fotos: facilitadas por los novios}