Ya, ya sé que llego un poco tarde para hablaros de la boda de Kate Moss, pero es que acabo de tropezarme con estas fotos de Mario Testino -quién, sino- y no podía dejar de compartirlas desde aquí. Me he quedado enamorada de la primera foto, fresca y romántica, tan alejada por cierto de los posados de las bodas del Hola patrio, y el camino de acceso a la iglesia rodeado de flores blancas.

{Via: 79 ideas}