lorena+y+javi+boda+en+llanes+asturias
Cuando Lorena me contó que era asturiana, que Javi y ella se habían casado en Llanes este pasado julio y que se habían conocido tocando la gaita en la banda de gaitas El Llacín, me dije que esta boda tenía que tener un hueco en {love notes} sí o sí. Y cuando ví las fotos, no pude dejar de sonreirme, porque pensé que era imposible que en una boda hubiera más gaiteros, tamboriteros y más música tradicional que en la mía -en la época que nos casamos, mi marido dirigía una banda de gaitas que vino casi completa, y había muchos músicos entre los invitados ;)), y resultó que sí, que claro que es posible… ¡¡A las fotos me remito!!

Pero empecemos por el principio… por su invitación. Dejemos que sea Lorena quien nos explique el porqué… “Para las invitaciones decidimos que queríamos algo diferente y nos hicimos unas fotos divertidísimas con la vespa del padre de Javi que se restauró hace una temporada …/… No es que fuera una boda “temática” pero sí que queríamos utilizar muchos recursos enlazados, de ahí el “Nos vamos de viaje”. Para el atrezzo pillamos cosas que teníamos por casa, (le desvalijé el florero del salón a mi madre) cogí la antigua maleta de mi abuerla y compramos globos”
Lorena eligió un vestido de Rosa Clará y un precioso ramo de peonías rosas. Y sobre su algo azul, nos cuenta “até a la empuñadura del ramo un lazo azul con la alianza de oro de mi abuela materna que ya no está; mi madre también llevaba la de mi abuelo ese día”
A la salida de la capilla de la Guía, uno de esos puntos de obligada visita si os acercáis por Llanes, con unas vistas de primera, recibieron el homenaje musical de sus compañeros de la banda de gaitas. Pero mejor que nos lo cuente Lorena “En la ceremonia y el cocktail contamos con algunos miembros del grupo folk Felpeyu que fue una auténtica maravilla y que también nos tocaron un vals tradicional en directo. Además, a la salida de la capilla nos esperaban los compañeros de la banda que también se encargaron de sacarle las lágrimas a más de uno tocando el himno de Asturias en la consagración”. Quisiera añadir que es muy habitual ver parejas de gaita y tambor o incluso sextetos acompañando a los novios a la llegada y salida, pero es muy difícil ver formaciones así de grandes. Ya me imagino el revuelo que debió montarse… ¡¡fiesta!!!.
Otro detalle muy especial: “Mis primas y mi hermana tuvieron el detalle de conseguir unas partituras antiquísimas de violín con el título “Cancios Asturianos” que fotocopiaron para hacer conos y preparar un combinado de arroz y pétalos de hortensias.!”. Más asturiano, imposible. Y aunque la capilla está muy cerquita de la playa de Toró, donde tuvo lugar el banquete (unas de las playas más bonitas de Asturias y un restaurante donde se come mejor que bien), los invitados se desplazaron en un pequeño tren turístico. Seguro que más de una invitada lo agradeció enormemente…
“Después de llegar en tren al restaurante, los sitios de las mesas estaban marcados con paradas del metro de Londres y se acompañaban son un plano del mismo metro que además recogía los rincones del restaurante y los exteriores. ¿Nuestra parada? Westminster, claro ;)”
“Colocamos un photocall para el que mi hermana y yo habíamos preparado los accesorios y que era una sobre gigante, como la postal de la invitación. Aprovechamos para pasar un buen rato con los invitados.”

 

Si algún día venís por Asturias, la “ruta de la boda de Lorena y Javi”, incluyendo la capilla de la Virgen de la Guía, el restaurante Mirador de Toró y las localizaciones de las fotos que se hicieron días más tarde, como el Archivo de Indianos de Colombres y o la playa de Andrín (fotos inferiores), ¡¡son de visita obligada!!

 

{Fotos: Hevia Fotógrafos y amigos de los novios}