novia+con+tocado+redecilla

Hay pocas veces en que una boda, sin conocer de nada a los novios, me emocione. Pero esta tiene todos los ingredientes de una boda perfecta para mí: novios relajados que se implican en preparar lo mejor para sus invitados, toneladas de hazlo-tú-mismo, un gran granero abierto por los laterales para disfrutar del aire libre, una pareja con ganas de pasarlo muy bien, familia y amigos que se reunen para ayudar y para festejar, ideas brillantes para la fiesta (el puesto de venta de besos a 50 céntimos de lo mejor que he visto nunca) y una decoración maravillosa: el telón a rayas amarillo y blanco, las sencillas sillas de madera, las balas de paja, el photo-booth, las lucecitas de fiesta veraniega en el techo… ¡de esta boda me gusta todo, todo, todo!!


Desde los preparativos que lleva celebrar una boda por cuenta propia… ¿os imagináis quién es la chica que lleva las cestas en la tercera foto?… Pues claro ¡la novia! (Me recuerda a otra que yo me sé ayudando a los camareros la mañana del día de su boda a mover las mesas para asegurarse de que iban a estar en su sitio…;))

Y aquí podemos ver el mini vestido de la novia con detalle. Con su faldita de tul y los pololos que aquí apenas se aprecian…

Y aquí los tenemos durante y al acabar la ceremonia…



Fotos con la furgoneta azul como único decorado. Perfectas.

Diversión…

… más diversión…

…. mucha más diversión…

 


ahora ya entiendo porqué ellas llevan pololos…;)



¿Qué os ha parecido?¿Habéis estado alguna vez en una boda made-in-family? Y por cierto ¿es o no es la novia con el vestido más corto del mundo??

{Fotos: Josh Goleman}