ideas+para+boda+al+aire+libre+altar+colorista+tipo+telón+de+circo

Hoy os traigo la boda de Eunice y Daniel. Sin duda, la boda que más me ha gustado de todas las que he visto hasta el día de hoy. La MEJOR con diferencia… Una boda llena de detalles absolutamente únicos y maravillosos. El lugar elegido fue Wilburn Hot Springs, en California, a pleno aire libre. La novia, diseñadora gráfica vinculada al mundo de las bodas, se inspiró en las fotografías del genial Tim Walker y, claro, con una fuente de inspiración así, es difícil que no te salga un día IRREPETIBLE y MÁGICO… Empezamos por ese altar que a mí me recuerda el telón de un circo. Empezamos con la timwalkermanía.

La tarta rosa estaba coronada por una divertida figura de los novios que parece ser usaron también en las invitaciones. Me encanta ese ramo de vivos colores (perfecto para festejar un día soleado) y los pai-pais creados para la ocasión con el programa de la boda impreso por detrás.

Bolsitas de confetti ecológico ¿¿????, el menú escrito a mano y con tiza, usando una caligrafía preciosa y un espacio para servirse bebidas uno mismo. Y todo bañado por esa mágica luz de atardecer…
puesto-limonada-bodasitting-plan-estilo-circense
Más detalles: coronas y dulces caseros para niños y mayores, pequeños ramos de flores de papel ¡hechos por la novia! que decoraban los bancos y detalle de los alfileres de solapa de novio y testigos. Ah, ¿y qué os parece el desfile de los invitados con figuras de animales recortadas de camino al lugar de la ceremonia? Timwalkermanía 2 (sí, parece ser que hay una foto de Tim Walker con niños desfilando así…)
invitada-sombrero-photocall
Más ideas para garantizar la diversión: gorros para que los invitados se disfracen antes de posar en el “photobooth” (no me sale en castellano… pero es el espacio donde los invitados y los novios se sacan las fotos de recuerdo, casi siempre con un toque divertido), un puesto de limonada fresca y unos tablones gigantes indicando dónde debían sentarse los invitados.

Y lo que más me ha sorprendido: esta gran tienda-carpa abierta por los cuatro costados decorada con guirnaldas que, si no he leído mal, están hechas con filtros usados de café que la novia tiñó en color rosa y ella misma preparó (¡no puede ser!!), con música en vivo, con mantas guardadas en grandes baúles para que los invitados se abrigasen bien una vez puesto el sol… En fin, la boda perfecta ¿no os parece?
{via: Martha Stewart Weddings}