Está en todos los sitios, en todas las portadas, impresas y online, como en la del The Telegraph de donde tomé prestadas todas estas imágenes, así que seguro que ya sabes que se ha casado Pippa Middleton en Englefield, un pueblo de ensueño en la campiña inglesa con su novio, James Matthews, y que la novia llevaba un vestido de Giles Beacon, velo de Stephen Jones, tiara de Maidenhair fern y unos Manolo Blahnik a sus pies. 

Pero tengo que reconocer que aunque la novia iba guapa (qué le vamos a hacer, a mí me gustan más las novias que arriesgan un poco más en sus estilismos),  la que me ha parecido que iba espectacular es la duquesa de Cambrige, Catalina, con su vestido color nude/maquillaje/¿rosa empolvado? de la firma Alexander McQueen, de estilo años 30/40 con el corte y largo perfectos, la tela con la caída perfecta y el color ideal.

Y ahora es el turno para la madre de la novia…

La madre y el padre del novio…

Y acabo con 4 invitadas más que, junto con Catalina me han encantado, empezando por Donna Air, la novia del hermano del novio (la futura cuñada de los novios, vaya :)), vestida por una diseñadora que me chifla: Emilia Wickstead.

No sé quién es esta invitada, pero sus zapatos y su tocado me han dejado hiperventilando. Estas bodas inglesas, pelín sosainas por no decir otra cosa ;), bien merecen un poco de diversión y elegancia bien entendida ¿no te parece?

Mucho menos arriesgado este conjunto en tono rosa suave, pero igual de favorecedor. Fíjate en la abertura de las mangas, similar al del abrigo de la madre del novio. Detalles que hacen un look completo.

Serena Hood, del Vogue de Gran Bretaña, con un vestido azul estampado de manga larga (¿alguien sabe el diseñador?) que en algunas fotos me encanta y en otras no tanto… Quizá me sobra la cadena sobre el vestido, quizá sea la melena suelta (ese cuello pide una buena cola de caballo o un recogido para lucir como debe), pero hay algo que no acaba de cuadrar. En todo caso, y después de ver al resto de invitadas (omg!), sin duda, destaca sobre el resto.

Y cierro con esta anónima (para mí) invitada. Me lo pido. Esto sí que es una lección de estilo.

{Fotos: Justin Tallis, Kirsty Wigglesworth, Geoff Pugg, Wenn.com, Rex Features}
 
“síguenos