vestidos+de+novia+de+vera+wang

Conocía los diseños de la neoyorkina Vera Wang, pero más bien asociados a esos fabulosos vestidos de fiesta que lucen en alfombras rojas, verdes y azules, rutilantes estrellas del cine y de la música. Así que tengo que reconocer mi sorpresa al descubrir que fue precisamente su boda -y la frustración de no encontrar el estilo que buscaba- lo que la animó a crear su propia marca, después de una exitosa y fulgurante carrera en Vogue y Ralph Laurent. Y, si no he entendido mal, la firma empezó diseñando exclusivamente vestidos de novia, para dar el salto a otro tipo de prendas, accesorios textiles y ¡hasta invitaciones de boda y vajillas!!

La verdad es que me ha llamado la atención es que incluya vestidos de tonos pistacho, marrón o incluso negro (no sé, no sé, yo el negro no acabo de verlo, aunque seguro que es una cuestión de hacerse…) y me han gustado especialmente los detalles en lazadas y guantes negros. Eso sí, caigo rendida a los pies de ese vestido con falda de múltiples capas de gasa que os dejo aquí debajo. Impresionante.