{Cosa de tres}

Pues sí, a veces una boda puede convertirse en cosa de tres, de cuatro o incluso de más… cuando hay niños de por medio.
Hace tiempo me encontré con esta historia, que intento resumiros lo mejor que puedo, y que me encantó. Así lo cuenta la novia en primera persona:
“La pasada semana, aprovechando que mi hija Emerson de 7 años pasaba el fin de semana con su padre en Nueva York, mi novio Chris me pidió que nos casáramos en una pedida increíblemente romántica, dulce y perfecta, pero esa es otra historia completamente distinta.

12-proposal-family_sm
Como él también adora a Emerson, quiso hacer algo especial para hacerle saber que íbamos a convertirnos en una familia. Así que cuando la recogimos, ya de vuelta de nuestro pequeño viaje, nos fuimos todos a un arroyo cercano. Chris me pidió que me quedara un poco más atrás mientras él se acercaba con mi hija hasta la orilla para preguntarle algo. Y allí sacó una cajita con un anillo, se arrodilló y le preguntó si le haría el honor de ser su hijastra.”…

Bueno, ya os podéis imaginar por las fotos que la niña dijo que sí, ¿verdad?. A eso lo llamo yo empezar con buen pie…

{via: Glamour}

{Una boda al aire libre…}

ramo+de+novia+bouquet+con+flores+y+plumas+blancas
… desde el principio hasta el final. Eso es lo que más me ha llamado la atención de una boda plagada de detalles maravillosos: los parasoles, el ramo de la novia, la elegancia de las mesas, los dados que regalaron a los invitados con la leyenda “a jugar”, la pista de baile a cielo abierto, las fotos de la playa… Pero lo que más gracia me ha hecho es que resulta que la novia es la misma que hizo esta despedida tan “chic” y que publiqué hace unos meses en Vintage & Chic. Mira que Estados Unidos es grande…

seguir leyendo

{La habitación de los vestidos blancos}

estudio+de+junko+yoshioka+con+vestidos+3

Nunca he estado en uno de estos sofisticados showrooms donde se exponen, como verdaderos tesoros, los vestidos de novia firmados por diseñadores de prestigio (recordad que mi traje de novia fue un invento cocinado entre mi madre y una servidora…). Seguro que a dos pasos de casa ya encontraría al menos media docena de espacios como éste, pero hoy quiero llevaros hasta Nueva York, al estudio de la diseñadora japonesa Junko Yoshioka.

seguir leyendo

cosas bonitas para tu casa en nuestra tienda online