{Novios a remojo}

Me apetece empezar esta semana con toda la energía que transmite esta pareja de novios. Quiero pensar que esta sesión la hicieron al día siguiente de la ceremonia (o a la vuelta del viaje de novios, vaya). Sin duda, este estilo de fotos es el que más me gusta para enmarcar y poner bien a la vista en casa…

{¿Y cómo tú por aquí?}

chapas-divertidas-bodas

Nada más ver estas chapas se me vino a la cabeza una escena de la película Cuatro Bodas y un Funeral, aquella en la que a la entrada a la iglesia en una de las bodas le preguntaban a un señor ya entrado en años lo de “¿novia o novio?”. Y el hombre, con cara de pocos amigos le contestaba algo así como “creo que es evidente que no soy ninguno de los dos“. Pues a partir de ahora para evitar malentendidos (o echarte directamente unas risas) siempre puedes ponerte una de esta chapas bien visible o echar un vistazo a la solapa de tu interlocutor. Genial ¿verdad?.

Y también, porqué no, podrían formar parte de la invitación a la boda y “obligar” al personal a llevarlas puestas, o en una despedida…. Lo dejo, porque se me están ocurriendo verdaderas maldades. ;)

 

{Via: No me puedo creer}

{Una invitación de inspiración marinera}

Como casi todo lo que toca Joanna, las invitaciones de su reciente boda neoyorkina son de lo más original, divertido y audaz que he visto últimamente: unas maxi invitaciones de tamaño poster que enviaron enrolladas en tubos. Y como ambos, Joanna y su recién estrenado marido, Alex, tienen raíces en Gran Bretaña, querían darle un ambiente marinero al asunto además de un toque único, de ahí la tipografía hecha a mano. El diseño corrió a cargo de unos amigos suyos diseñadores (supongo que, en cierto modo, eso ya es toda una garantía del resultado final ;)).

 

{foto: Max Wanger via A cup of Jo}

cosas bonitas para tu casa en nuestra tienda online