{4 vestidos de novia de manga larga, un kimono y mil flores}


Cada vez que llega a mi buzón una sesión de fotos coordinada por Roldofo Mcartney desde su No quiero, sé que me va a sorprender… pero la verdad es que no me esperaba unas imágenes y un escenario tan cuidados, unos vestidos, zapatos o tocados  y sobre todo, un lugar y una decoración floral tan extraordinarios. Él la ha bautizado como Elipsis y no seré yo quien le cambie el nombre. ¿Preparada para sumergirte en esta fantástica editorial? Empezamos por un vestido de Alicia Rueda con esas mangas que llegan hasta el suelo de aires medievales y que tan bien funcionaron en este diseño que seguro recordarás y esta delicia diseñada por Juana Rique con su corpiño bordado que me parece una delicia  ¡Allá vamos!

{¿Invitadas de boda con gafas de sol? Sí, por favor, pero con sentido común…}

©Logan Cole

Lo siento, pero es que he vuelto a leer por enésima vez lo de que no puedes ponerte gafas de sol cuando vas de invitada a una boda (y si eres novia no te quiero ni contar) y me apetecía dejar aquí mi opinión, que para eso tengo un blog ¿no? ;). Además  me he encontrado a esta pareja de guapos en su boda real en Normandía -enlace para verla entera más abajo- y me parece que ilustran perfectamente lo que vengo a contarte.

Lo primero que he pensado es ¿de dónde sale esa idea?

©Logan Cole

{Una boda internacional en un pueblo lleno de encanto del Alto Ampurdán}


La de hoy es una boda tan maravillosa como poco convencional. Pol, catalán, y Vero, alemana de Berlín decidieron casarse, listos ellos, en un pueblecito rebosante de encanto, Vilaür, en el alto Ampurdán. La verdad es que si alguna vez has visitado esa zona sabrás que lo difícil es encontrar uno que no derroche esa magia tan característica y más en verano… Los invitados, venidos de muchas partes del mundo se alojaron en casas rurales de la zona y el día previo al enlace organizaron una cena al aire libre para darles a todos la bienvenida en Can Gat Vell, en Llampaies. Esa noche la pareja cumplió un ritual alemán que desconocía: el de romper cerámica para invocar a la suerte.

Dicen que el día de la boda empezó muy temprano en Can Sort. La ceremonia, como verás en las fotos, tuvo lugar a cielo abierto, en el corazón de Vilaür, rodeados de amigos y familiares. Vero, guapísima como pocas novias, llevaba un vestido que se ajustaba como un guante a su cuerpo, de la firma Érase una vez.

{La boda de Pippa Middleton y mis 5 invitadas favoritas}

Está en todos los sitios, en todas las portadas, impresas y online, como en la del The Telegraph de donde tomé prestadas todas estas imágenes, así que seguro que ya sabes que se ha casado Pippa Middleton en Englefield, un pueblo de ensueño en la campiña inglesa con su novio, James Matthews, y que la novia llevaba un vestido de Giles Beacon, velo de Stephen Jones, tiara de Maidenhair fern y unos Manolo Blahnik a sus pies. 

{La alta costura para novia de Yolancris en su colección 2018}

Venga, muérete un poco de envidia conmigo por no haber podido ver este desfile en vivo y en directo en la Casa de la Llotja de Mar en Barcelona, en la Bridal Week hace ya varios martes… La primera colección “haute couture” 2018 de YolanCris, a la que sigo y admiro desde hace años. Qué decir de este vestido barroco con el que yo abro el post y con el que las hermanas Yolanda y Cristina Pérez, las fundadoras y almas creativas de la firma, decidieron cerrar el desfile. Es sencillamente espectacular. O la maravilla de aires lenceros de intenso color rojo, velo incluido, que salió a la pasarela justo antes… Bordados, pedrería, toques dorados en algunos vestidos y toques neo victorianos. Disfrútalo :)

cosas bonitas para tu casa en nuestra tienda online