novia con diadema lentejuelas

idea+para+decorar+entrada+boda+ceremonia+banderolas+con+trozos+tela+colores

No es la primera vez que os traigo una boda hecha completamente por los novios, ni en la que la novia se encargó de hacer su propio vestido a partir de un original vintage, pero creo que es la primera que se celebra en un edificio abandonado y en la que el novio va con pantalones cortos… ;)

De esta boda me gusta todo y comparto con los novios su afición por el reciclaje, por el hazlo-tú-mismo, por valorar las cosas por lo que significan más que por lo que valen. Además admiro su tesón, su buen hacer, su paciencia y su valentía por organizar su boda como les apeteció, con un gasto mínimo y pensando en crear algo distinto pensando también en sus invitados.
Aquí os voy contando lo que más me ha gustado…

novia vintage

Por supuesto: LOS NOVIOS. Ella con su vestido confeccionado sobre la base de un modelo de 1931 (podéis ver aquí todas las explicaciones dadas por la propia novia, Artemis Russel, desde su blog) y una diadema con lentejuelas doradas diseño suyo con velo tipo caja. Él, Nao, llevaba una chaqueta blanca de los años 30, pajarita y unos pantalones cortos en color azul. ¡¡Me encantan!!

El ramo de la novia…

Y sigo por las invitaciones hechas, como TODO LO QUE RODEA A ESTA BODA, por los novios. La invitación, que como veis tenía una solapa detrás para poder ponerla de pie, estaba hecha de dos partes, una hoja como de papel cebolla impresa y cosida con hilo de oro a la base de papel de acuarela. Cada invitación era única y eso me parece de un valor extraordinario… También hicieron un mapa y un programa de mano, que colocaron en un lugar bien visible durante la ceremonia. Los saquitos que están justo al lado, con las iniciales de los novios en dorado, llevan dentro confetti (siempre se les puede poner arroz ;)).




El lugar elegido para la ceremonia: una casa abandonada en la británica Isla de Wight. Los novios residen en Londres -al menos eso creo- pero eligieron este apartado lugar para casarse. Y no me extraña en absoluto. Un lugar que desprende magia. Toda la decoración floral corrió a cargo de los novios que, según cuenta ella, se levantaron a las 4 de la mañana para ir a buscar las flores al mercado!!!

La idea que se le ocurrió a la novia para llevar los anillos: un par de sencillas conchas cogidas del mar y con el interior forrado en tela.

Los anillos, diseñados por los novios en los que ya sí contaron con algo de ayuda…








Un sencillo almuerzo al aire libre, protegidos por una carpa adornada con banderines de tela hechos con restos de trapos comprados en tiendas de segunda mano, cosidos por los novios y planchados con ayuda del hermano de la novia ;). ¿Qué os parecen los carteles pintados para que nadie se perdiera?

La carpa que compraron e instalaron en el jardín de la casa de la madre de la novia. Su refugio para su noche de bodas si he entendido bien. ¿Se puede hacer algo más romántico??

Tan sólo me queda invitaros a que visitéis el blog de la novia donde tendréis toda la info bien detallada de cómo organizaron su boda. Eso sí, está en inglés.

{Fotos: Tales of a Junkaholic} Editado setiembre 2016: su marca se llama ahora Junkaholique pero guarda la misma esencia vintage…