Ya sea para la sesión de fotos, con lámparas de araña colgadas de los árboles -del vestido nada puedo decir porque me he quedado completamente lela-, o para la cena más especial.
{Fotos: 1. via 2. via}