Sí, estos novios se casaron en el lago Lomond (Loch Lomond) pero ¡a bordo de un barco! Ninguno de los dos son originarios de Escocia, sino de Manchester (de ahí, quizá, que el no lleve el tradicional atuendo escocés), pero eligieron ese paradisíaco escenario para celebrar ahí su boda íntima acompañados por una treintena de familiares y amigos cercanos. La ceremonia, no apta para quienes tiemblan con sólo pensar en ser mecidos por las aguas, fue seguida de una celebración en un restaurante al borde del lago. ¿Qué os ha parecido la idea?¿Conocéis a alguna pareja tan osada como esta??
{Fotos: Candy Snaps via Rock&Roll Bride}