boda+maia+y+ernesto+novia+tulipanes+amarillos+2
Maia es argentina; Ernesto, chileno. 1.400 kilómetros y una elevada y larguísima cordillera montañosa, los Andes, les mantenían separados. Así que, después de muchos viajes, fue él quien ganó y su casamiento* tuvo lugar en la tierra del novio, Chile, en el Club de Yates de Quintero, a unos 160 km. de Santiago de Chile, donde viven.
La verdad es que es muy gratificante recibir mails como el de Maia, más aún si tenemos en cuenta la distancia física que separa Chile de España. Maravillas de internet. Y así empezaba su mail: “Hola Leticia, no sabes con qué devoción nos sentábamos con mi suegra meses antes de mi boda a ver tu blog, maravilladas y sacando ideas que finalmente se vieron plasmadas en el día de la ceremonia. Prometí que una vez que tuviera las fotos te escribiría y enviaría pequeños trozos de ese momento inolvidable.”
Eligieron un primaveral 10 de noviembre para su día B (ja, ja, aquí vais a permitirme que saque mi “españolidad” ;)) y fue Maia quien se ocupó, ayudada por amigos y familiares, de crear un espacio a base de multitud de pequeños detalles handmade. Desde los postres hasta los arreglos florales, los carteles/meseros, las flores de origami… ¡todo!. En palabras de Maia: “Mis amigas se quedaron hasta las dos de la mañana del día anterior haciendo todos los detalles, fuimos una troupe de decoradoras, son unas genias”. Hasta el traje que llevaba el flamante portador de los anillos había sido confeccionado por la madre del novio.
Y Maia nos sigue contando: “Todo fue hecho a pulmón, creo que uno lo valora más. Bueno primero los colores que elegí fueron el amarillo y el gris, creí que para una boda de día iban a funcionar y por suerte así fue!. Las mesas las numeramos y pusimos palabras coloquiales argento-chilenas. Los anillos los pusimos en un avión de madera vintage símbolo de nuestros numerosos viajes para vernos.” 
sólo me queda felicitarles a los dos y agradecerle a Maia, no solo seguir {love notes}, sino además compartir desde aquí ese día tan especial!!

* sí, que para ellos es un casamiento, no una boda, y en esta entrada los protagonistas son ellos, Maia y Ernesto :)

{Fotos: Francisca Illanes}