Una pareja de novios afortunados, Leticia y Eugenio, recibieron este precioso regalo de manos de su amiga María y Paula fue la encargada de poner todo su talento al servicio de la causa. Jabones personalizados hechos a su medida, con aromas de sus tierras y bajo el sello “Olivia, Jabones de Cuidado”, toda una garantía de calidad. No os perdáis la historia, plagada además de casualidades. Qué pequeñito es el mundo, dios mío… (ah, y estos jabones son también un perfecto regalo para invitados a fiestas, eventos y saraos de todo tipo ¿no os parece?)


{Fotos: Olivia, Jabones de Cuidado}