Esto es lo genial de internet: acabo de ver en vivo y en directo (bueno, en realidad sigo con la ventanita del vídeo abierta en la pantalla) la boda de Victoria de Suecia, como si no estuviera a miles de kilómetros… Eso sí, en sueco =S !!!
Me he vuelto loca capturando más y más pantallazos a medida que iba trascurriendo la ceremonia, desde la llegada de los invitados (os dejo algunos que me han gustado especialmente), la reina y su otra hija, la llegada del novio acompañado por su cuñado y ya por fin la llegada de la novia. Iba guapísima, muy juvenil, MARAVILLOSA con un vestido de escote barco y manga corta -lo del escote “barco” muy adecuado para una ciudad como Estocolmo ;)-. La ceremonia con orquesta, coro, cantante de ópera y canción de amor de lo más romántica a cargo de un par de cantantes, fue de verdad muy emotiva, pese al empaque lógico de una boda real. Pero me ha parecido, comparada con otras que recuerdo de este nivel protocolario, sencilla y con una pareja muy enamorada… (ahora que no nos oye nadie, os diré que hasta me emocioné en un par de ocasiones….).


la entrada de la novia (fijaros qué guapos iban los niños)…


durante la ceremonia… (¿veis en la última foto de esta serie lo que os decía de los anillos?)


Y lo mejor: el paseo en calesa….


…y su salida en barco hacia el lugar donde les esperaban los invitados, muchísimos suecos de a pie, orquesta, coro y un sol espléndido. Pues que vivan los novios…

Ale, ahí os dejo la primera tanda de fotos. Perdonad la mala calidad, pero como os digo, son pantallazos del ordenador. Ah, por cierto, la boda aún sigue en directo aquí