vestido+novia+escote+V+y+mangas+encaje

 

Una pareja muy resuelta, y sin pánico escénico. Dos ingredientes básicos para que los novios puedan sorprender a los invitados a su boda tocando un tema a la guitarra y al piano. Una idea genial que, parece ser, se les ocurrió sólo un mes antes del enlace. Llevar un piano de cola hasta la granja tejana donde se celebró la boda tampoco fue tarea fácil… Por cierto, me encanta la parte superior del vestido de la novia, con esa especie de capelina de encaje que le da un aire setentero…

 

{Fotos: Clayton Austin via Green Wedding Shoes}