novia+a+caballo



Hoy he hecho trampa, porque está claro que la novia no fue a caballo a su boda… ¿o quizá sí? Os las traigo aquí porque hay un algo en las fotos que me parece de lo más atractivo. Quizá sea ese magnífico paisaje que se adivina junto a esas montañas, el aire puro, la naturaleza… Pero además me encanta su gran, grandísimo ramo en tonos rosa y blanco, las botas de montar combinado con las capas de tul y cómo no, la idea de utilizar un caballo en esta sesión de fotos. Y no me digáis que con esa larga melena morena recogida a un lado y adornada con pequeñas flores blancas, no se da un aire a Sissi emperatriz… Si es que la estoy viendo salir del cuadro ;).

{Fotos: Rebekah Westover}